Libertad: opción que nos desprecian sólo con nuestro permiso (Eleanor Roosevelt)

Libertad: opción que nos desprecian sólo con nuestro permiso (Eleanor Roosevelt) - Plurales y lliur.es

 El nombre de esta página se escribe en catalán porque no ha sido posible hacerlo en castellano (que para los españoles plurales es el nombre de su lengua propia) o en español (para el paisanaje nacionalista del uno al otro confín, así como también para el resto del mundo acostumbrado a pensar en dominios lingüísticos).

 Su equivalente www.libr.es estaba y sigue estando indisponible, sin que se sepa bien quién la ocupa ni para qué: son cosas del mercado de futuros.

 Pero ésta es una página de presente, dedicada a sintetizar las razones que los habitantes de Cataluña podemos llevarnos a la cabeza, hombres y mujeres hechos de palabras e imágenes.

 A favor de su nombre en catalán juegan la combinatoria, el factor campo y un tercer ingrediente que se conoce como el factor imperio. Pero por encima de todo, mi libre voluntad. 

 

 La combinatoria nos lo pone fácil. Tenemos un concepto en la cabeza, y lo queremos expresar en dos momentos que no son dos golpes de voz –como las sílabas-, sino dos oportunidades de ser: el que siente y el sentido.

 Para ello recurrimos al beato Ramón Llull -de cuya muerte nuestra cultura catalana celebra los primeros 700 años-, con la lógica que gasta cualquier oficiante en la fe del márquetin: un dominio cualquiera (dentro de –in- o fuera de –out- la red) lo componen una extensión a una raíz pegada.

 En la ecuación todos damos por supuesto que una raíz es una palabra cualquiera del idioma… y un apéndice algo que dice mucho de ti, tanto que no necesitas añadir nada más. Aunque en realidad luego vienen barras, guiones altos y bajos, para darte la oportunidad de que te expliques mejor, claro...

 El Arte Combinatoria de Llull es una trama de esferas concéntricas que resbalan unas sobre otras ofreciendo respuestas casi infinitas a cualquier pregunta que se le haga sobre su fe. Podría decirse que Llull fue el precursor teórico del cojinete de rodamiento que pondría en práctica Leonado da Vinci.

 Hacemos girar la ruleta como el dial de un antiguo teléfono, y la bola (siempre hay una en todo juego ¿masculino?)…  se detiene en una casilla tan aparentemente absurda como inocua: lliur.es

 Porque ¿se puede ser libres en español sin que nos llueva un chaparrón ni el viento racheado nos empape por los cuatro costados? Sería suceso poco común ¡pero al fin sólo es agua!..., el verdadero problema de salud lo causan las corrientes de aire.

 

 El factor campo también es fácil de entender, tratándose de un juego con bolas de por medio. Especialmente desde Cataluña, donde una mayoría social espera dar y recibir pasos en la dirección correcta... en el Salón de los Pasos Perdidos (un lugar de paso) en que se ha convertido España.

 Internet es una mansión de infinitas habitaciones y cuartos de baño con griferías y alicatados de toda condición, pensada para dar refugio al hikikomori que los hombres llevamos dentro (mientras las mujeres llevan vida en sus entrañas y les basta preparar una simple bacinilla de agua con que lavarla) Desde nuestro retiro material apostamos on line, tenemos sexo virtual y delirios de grandeza, como se espera de nosotros.

 

 El factor imperio se extiende como una jaima saharaui hecha de pelo de camello para poner sombra en el desierto, pero con la voluntad castrense de ser lona para cobijar bajo el sol todo lo viejo: el ansia de poder, de dominar y hasta de aparentar que se domina sobre una gran extensión de tierra y de moradores humaninales. Aprovechando que es un fenómeno universalmente conocido, uso la lengua-del-Imperio-por-naturaleza (lo es al menos en el solar catalán. ¿Saben aquest que diu... nassíía pa'maná!? Pos'yo a ejtremaúra... Pues eso) 

 Sin olvidar que otras lenguas son hoy más imperiales por su difusión, ni que incluso el catalán recuerda nostálgico el paso de los almogávares por Atenas y Neopatria en su afán de dominio mediterráneo... Por si la historia no bastara, la ficción del cuento de Tolstoi ¿Cuánta tierra necesita un hombre? nos advierte de los riesgos de tanta codicia desatada, de tanto almogávar suelto. 

 

Ojalá los extremos peninsulares entren en contacto algún día, sin dobleces.

Lo que es hoy, parece lejano. Y sobre todo difícil de que llegue a tiempo.

 Porque necesitamos el mutuo reconocimiento de lo que nos pertenece como miembros de una u otra comunidad de vecinos de este lugar llamado España. Una tarea pendiente, ahora que hemos caído en la casilla equivocada y la corriente nos lleva a la de salida y más atrás. Pero, como al principio era el Verbo, siempre nos quedará la Palabra, ese invento humano que conviene limpiar, fijar y dar esplendor aunque no hable español…

¿Cómo hacerlo? Usándola como quien bebe y luego ha de conducir, con moderación… y echándole al brebaje unas gotas de amor al prójimo, que nos falta cariño. 

"Sobran juicios, faltan abrazos". O faltan juicios que abracen y nos ayuden a superar barreras como ...

"El miedo.

Una mañana, nos regalaron un conejo de Indias. Llegó a casa enjaulado. Al mediodía, le abrí la puerta de la jaula.

Volví a casa al anochecer y lo encontré tal como lo había dejado: jaula adentro, pegado a los barrotes, temblando del susto de la libertad"

 Esta reflexión de Eduardo Galeano no es vieja por ser de 1989, sino clásica porque vale para todos los tiempos. Y si no lo creen, cliquen sobre la foto del conejo, arriba, y lean... sin olvidar que nadie puede despreciarnos sin nuestro permiso (Eleanor Roosevelt).

Ainielle, pueblo abandonado de Huesca que inspira

“No es el hombre sino los hombres quienes viven en la tierra” (Hannah Arendt)

“No es el hombre sino los hombres quienes viven en la tierra” (Hannah Arendt) - Plurales y lliur.es

 En 2012, David Jiménez publicaba “El triunfo de los mediocres” en su blog. Fue tan leido que el artículo pasó de unas manos a otras, perdiéndose por el camino el rastro de su autoría con atribuciones indebidas.

 Como una leyenda urbana, o una cadena que no se debe romper por miedo a liberar males y demonios, también yo he recibido un enlace al comentario-que-acompaña-a-un-dibujo-de-Forges, que no es otro que el artículo mencionado. Y porque me parece interesante, le he seguido la pista en la red y he redescubierto a su autor.

 Os hago un resumen de las razones de nuestra mediocridad, emplatadas con mi propio aliño, y os animo a leer la versión original y completa de David Jiménez. 

 Somos mediocres por creer

...que nuestros problemas se solucionan cambiando de partido nuestro voto, cuando simplemente votamos a los nuestros por el hecho de serlo.

...que nuestra crisis sólo es económica, cuando cultivamos el famoseo desde la escuela y el pelotazo también político, sin complejos...

 Sin embargo, aún hay esperanza para los españoles porque, como el rastreo de la viñeta de Forges nos permite descubrir, algunos hemos comenzado a desarrollar anticuerpos

 En Dioses útiles (2016), el historiador José Álvarez Junco, compara religión y nación y, aunque la segunda es invento moderno (una comunidad cultural que justifica la existencia del Estado), ambas son ideas (frutos de la imaginación) y ambas comparten una función identitaria. Para su autor, convendría reforzar el Parlamento Europeo para que expresara la soberanía europea...

...y de paso desactivara el choque de dos imaginaciones / legitimidades contrapuestas, añado yo.

Un clavo saca otro clavo, dos clavos saltan con un tercero... y si hace falta, se va imaginando nueva ferretería.

Lástima que la imaginación colectiva europea sea hoy tan patriotera y miope,

y que el horno de las ilusiones no esté a punto para nuevas herraduras: sólo quedan los viejos clavos...

 Antoni Puigverd explica el Brexit como el síntoma de la enfermedad de la Unión Europea,  la eurocracia, un cúmulo de "abstracciones bienintencionadas y mejor pagadas", que afecta a "una institución de raíces democráticas muy débiles y que responde a un moderno despotismo ilustrado".

 En Los españoles (2016), el pensador portugués Gabriel Magalhães cree que la solución a nuestro problema está en las lenguas. La generosidad que hay en Catalunya con el castellano no es recríproca en el resto de España con el catalán, porque con voluntad imperial ha despreciado históricamente a sus lenguas minoritarias.

 Algo de razón no le falta. En 1978, el periodista Alfredo Amestoy realizó una serie documental en torno a Los Botejara, una familia extremeña con ramificaciones desplazadas a Cataluña y al País Vasco. Su temprana comprensión de la cultura y la lengua de la tierra de acogida era utilitaria pero también sentida: véase a partir de 37'45''.

Eran los años de "La Transición", cuando la necesidad se vestía de virtud.

El grupo Jarcha cantaba su "Libertad, sin ira" (1976), Lluís Llach su Estaca (1968) y sus "Campanades a morts" (1977), María Ostiz "Un Pueblo es" (1977)... y a todos nos parecía tan ricamente.

...

a un pueblo hay que ganarlo con respeto, 
un pueblo es algo más que una maleta [...]

a un pueblo hay que ganarlo frente a frente,

respetando las canas de su tierra, [...]
esperando sin miedo a que amanezca.

...

Sólo eran lágrimas de San Lorenzo: pasan fugaces, pero siempre regresan.

  Con la llegada de los socialistas al poder en 1982, los extremistas de derechas cambiaron de oficio. Algunos siguieron colaborando con la policía,y otros crearon empresas. Entre los emprendedores, los más torpes las crearon de seguridad y los más espabilados de intermediación financiera.  Gregorio Morán lo ejemplifica con las chapuzas del pseudo-sindicato Manos Limpias.

Para nuestro mal, los pufos económicos arrastran y acompañan lodos políticos que de vez en cuando asoman...

  La teoría conspiratoria que se desató durante la primera legislatura de Zapatero tras el 11-M (del 2004, recordemos) fue el arma que disparó el patriotismo constitucional del PP... y también del PSOE, según el periodista Sebastià Alzamora.

  Fueron 6 largos años de bronca permanente de la derecha, hasta llegar la sentencia del Constitucional sobre el Estatut de Catalunya del 2006. El PSOE no acabó cediendo sobre la autoría intelectual del atentado islamista, pero tampoco supo marcar distancias con su rival, consciente de que el españolismo era (y sigue siendo) más rentable.

  Desde entonces, el independentismo catalán ha crecido exponencialmente. ¿De quién es el mérito?

 

  Pero la actualidad reclama nuestra atención: ahora que ganan quienes perdían y pierden quienes ganaban las elecciones generales, los mediocres miramos la pelota pasar de uno a otro comentarista… en busca de una linterna, mágica o de aceite, que ilumine alrededor, aunque sólo ilustre la fragilidad del momento político.

  Recientemente han coincidido tres hechos: una filtración de hechos delictivos, el Brexit y el proceso judicial contra miembros del gobierno de Artur Mas que autorizó poner las urnas el 9-N.

 Para Fernando Ónega, los tres parecen trabajar a favor de la idea independentista de marchar de España: el descubrimiento vergonzante de las alcantarillas del Estado, la opresión de la legalidad española y la integración en la Unión Europea por negociación directa de Cataluña, a la escocesa.

 La filtración mediática de las maquinaciones del ministro del Interior del gobierno del PP "en funciones" (lo que no significa que en el momento de los hechos estuviera ejerciéndolas) contra los adversarios políticos en la última semana de campaña electoral ha ocupado poco espacio en las páginas de la prensa escrita, y difícilmente ha promovido el interés de sus lectores.

 El Nacional.cat siguió la pública noticia en los diarios de mayor tirada en papel en Madrid y en capitales de Comunidad Autónoma, pero no la halló publicada. Sólo La Vanguardia y el Periódico de Catalunya la recogieron escondida en un breve o en el marco de otra noticia.

 En seguida, y en el espacio que el informativo 8 al dia dedica a Pilar Rahola, ambos hechos (filtración y ocultación mediáticas) le parecen a la periodista poner en evidencia el grueso de la cultura democrática de los españoles, que "comen de todo"

 

 Para Antoni Puigverd los hechos ponen a prueba la salud de nuestra democracia, porque 

1) dejan sin argumentos a los catalanes que no compartían la idea independentista de unas instituciones españolas partidarias.

2) en la guerra sucia del Estado sólo la lucha nacionalista contra el independentismo catalán ha congraciado los intereses de los partidos españolistas...

 "Aquí ha valido todo. Se sospechaba, pero no se podía demostrar. Ahora existe una prueba fehaciente"

3) Pero sobre todo porque

"la reacción del partido, del entorno mediático y de gran parte de la sociedad española justifica el abuso de poder y la persecución política, siempre que la causa lo merezca. Al parecer, la causa de la unidad de España es un bien superior a la ley y a la democracia" 

 Recordemos que en 2006 la Conferencia Episcopal (Española) declaraba un bien moral la unidad de España. Y al calor de la reciente victoria electoral, lo repite hoy respecto de la unidad de Europa ante el desafío del Brexit, deseosa de reunir tiaras, casullas e interminables enaguas almidonadas en una Conferencia Episcopal Europea hoy inexistente...

De fondo, el rumor de una voz inquieta por el derecho asociado a la ciudadanía, que pregunta:

"¿Y la europea?" (Mariano Rajoy, inspirado por el católico espíritu de los obispos)

 

 Los líderes políticos no se cansan de repetir que sus partidos son instrumentos al servicio de la sociedad, pero luego no saben utilizar la poderosa herramienta para darle un giro a la izquierda e iniciar una apertura a la negociación territorial. Son, o se vuelven, inútiles.

  Catalunya tiene un problema, que es España, y quiere resolverlo.

  España tiene un problema, que es Catalunya, pero esconde la cabeza bajo el ala y espera a que se lo resuelva un Tribunal Constitucional unánime en su rechazo al soberanismo catalán: no hay contraoferta del Gobierno, no hay política. Ésta es la peligrosa actitud que tanto ilusiona, la del Presidente Rajoy y su partido. Han abrumado con sus resultados, pero son incapaces de conseguir apoyos parlamentarios: incluso como contrasentido es mediocre

 

 Así, el resultado electoral es obscenamente conservador porque una mayoría de españoles no quieren cambiar nada. Así, hoy es difícil negar el argumento independentista de la imposible reforma de España. Pero una España sin Catalunya se vería obligada a hacer la revolución industrial que no ha necesitado hacer desde que dura el actual estado de cosas.

 El sociólogo Salvador Cardús analiza la impunidad moral (yo diría inmunidad electoral) con que la sociedad española ha respondido al reciente caso de corrupción político-democrática, inconsciente (?) de que "lleva directamente a la quiebra del Estado de derecho".

Pero España se gusta como es, incapaz de apreciar y entender la diversidad, y cualquier proyecto de reforma territorial le ha parecido sospechoso de traición a la patria. La independencia de Catalunya puede tener efectos catárticos en la regeneración democrátrica española, algo que también comparte Pau Planas.

  El tema abre perspectivas académicas cuando Borja de Riquer anuncia para el 2018 la apertura en Barcelona de un congreso de historia de la corrupción política en la España contemporánea. Aquí hay tarea para generaciones de investigadores que quieran hacer su contribución cívica.

 Y como su secuela, Ignacio Escolar nos informa de las Siete noticias que casualmente suceden después de que hayamos ido a votar. Aunque nada de lo ahora sabido habría cambiado en algo el resultado en este país de mediocres, no por ello debe darnos igual todo, como a los castizos.

 Por cierto, que la conspiración de los despachos no ha tenido coste electoral... ni penal tampoco, porque la Fiscalía del Tribunal Supremo no ve indicios de delito para investigar al ministro aforado. Si acaso, los dos únicos delitos son la propia grabación y su filtración a la prensa...

El ministro en funciones también tiene poderes, concretamente de tele-vidente:

ya nos avisó por la tele de que era él la víctima de un crimen...

Cuando la colaboradora mano derecha deja a un aforado en cueros, un coro de técnicos (unos togados, otros mediáticos) señalan con el dedo el bonito traje que lleva el emperador...

Y deja de oírse la garganta profunda de los servicios técnicos de fontanería.

Libertad de elegir : la preferida de los traficantes de ideas (Nación, Religión)

Libertad de elegir : la preferida de los traficantes de ideas (Nación, Religión) - Plurales y lliur.es

Yo elegí esta deliciosa torrada de anchoas y atún, y le añadí pimiento rojo

  Para el historiador catalán Borja de Riquer, nuestra memoria histórica desde la II República está dividida entre defensores y detractores de una y otra visión de España, de manera atípica en Europa pero interesada.

  Quienes pretenden que la República fue un caos, manipulan los hechos para ocultar responsabilidades. Es el caso de la Fundación Francisco Franco.

  Y para los conocedores del precedente golpista del general Mola en 1935, el desorden sólo fue una excusa para la rebelión antidemocrática. 

Era inevitable: no podía pasar más tiempo sin cumplirse la llei de Godwin.

   En "Los puentes rotos", el político Manuel Millán Mestre afirma que la mayoría absoluta lograda por Aznar el año 2000 acabó con la posibilidad de entendimiento entre Cataluña y España.

  Y pese a todos los augurios, mantiene la esperanza de construir un puente nuevo antes de que sea demasiado tarde, a partir del reconocimiento y liderazgo de Cataluña en España por su aportación "sólida y transparente" del 20% del PIB español. Por eso ha presentado su libro también en Madrid, después de haberlo hecho en Barcelona (donde se le entiende mejor)

 

  Si nos ponemos simbólicos, el 28 de mayo Tortosa votó en una consulta local mantener el monumento franquista en el puente sobre el río Ebro. Recuperando el concepto de "lugares de memoria", para Francesc-Marc Álvaro

1º el resultado es una anomalía, porque los monumentos tienen no sólo "su" tiempo (que caduca) sino un potencial de significados que desborda el caduco que se le atribuyó; 

2º el propio río Ebro es un lugar de memoria, y en su curso se da una sobrecarga de significados;

3º Tortosa es "un magma local donde la costumbre se solapa con la indiferencia cotidiana", y donde ambas han escogido darle otro significado al monumento.

  Y la Fundación Francisco Franco, que celebra el fin de la guerra no por el inicio de la paz sino a mayor gloria de quien la desató hace ahora 80 años, se ha hecho eco de la noticia publicada por el diario ABC 

¡Ojalá se haga también otra consulta para decidir qué hacer con el Valle de los Caídos, cuyo mantenimiento supone un escarnio moral para los vencidos (todos lo somos, aunque unos más que otros, porque todos perdimos algo) y un pozo sin fondo de recursos escasos!

 

   De vuelta a la materialidad, el 20 de junio se pudo ver en Catalunya un cara a cara de Oriol Junqueras y de Josep Borrell en la cadena catalana privada 8tv.

  Para Ferrán Monegal, el periodista de El Periódico, el ha sido el debate más aprovechable en Catalunya. El moderador "planteó el encuentro y dejó que la audiencia decida por sí misma". Y destaca la actitud de ambos:

  •  "Borrell fue a contar las trampas que desvela en su libro ['Las cuentas y los cuentos de la independencia']. Y Junqueras daba la sensación de que no se lo había leído. Tiene su explicación esta desgana de lectura: el peso de las razones de Borrell a Junqueras no le interesan en absoluto. Junqueras trabaja con la emoción, que es otra cuerda distinta"

   Pilar Carracelas dice en Nació digital que "el socialista domina un cara a cara marcado por el baile de cifras, ante un vicepresidente que no ha podido llevar el debate hacia el derecho a decidir de los catalanes"

 Y Mónica Planas, periodista del diario independentista Ara se muestra cicatera ante dos hechos:

 1º  el interés del debate:

  • "El cara a cara Borrell-Junqueras va generar més expectatives que resultats",
  • "Una guerra de declaracions" hechas por ambos en el pasado, de manera que los espectadores no podían saber a cuáles atenerse.

 2º, la victoria de Borrell porque

  • "és antitelevisiu, amb unes formes de conferenciant antic"
  • "Al final, vam veure ballar els dos púgils i presumir de joc de peus"

 Es una manera de verlo. Al menos, no declara vencedor a Junqueras... porque sería mucho decir.

  Mi impresión es que el vicepresidente Junqueras no pudo o no supo replicar a los datos del exministro Borrell. Para negarle credibilidad a sus argumentos incluso echó mano de un golpe bajo: cuando Borrell fue ministro de Economía de un Gobierno socialista, ¡el paro en España era del 20%! (inaudito)

  Así las cosas, con paro alto o bajo, no creo que la independencia sea la solución de todos nuestros males, pero mejor es proponerla, debatirla y votarla, sea el resultado el que fuere, que negarle a una nacionalidad (constitucional hasta nuevo parte de guerra) el derecho a plantearse las condiciones en que vive. Y será con transparencia y a la luz del día, con un procés pre-constituent en marcha.

María Ostiz le canta a un Pueblo lo que es

"Para vivir necesito muy poco, casi nada. ¡Ah, la libertad!" (Isabel Allende)

"Para vivir necesito muy poco, casi nada. ¡Ah, la libertad!" (Isabel Allende) - Plurales y lliur.es

 El Faig pare (Haya padre) fue declarado árbol monumental en 1992 por su majestuosa raíz descubierta y de formas caprichosas. Vive en el Parque Natural de Els Ports (Terres de l'Ebre, Tarragona)  

 

Atenas, siglo V antes de Cristo. Platón propone la máxima abstención posible en los negocios humanos, en la política. Porque la diversidad es imprevisible, sólo es feliz el hombre (no el animal), varón (no la mujer), libre (no el esclavo) y además griego (no bárbaro)... que evita el riesgo.

La libertad está en el fuero interno del individuo, al alcance de su voluntad y libre arbitrio.

Se puede ejercer en soledad... 

(Como una práctica autoerótica... El vicio está en el intercambio −de roles, de experiencias−)

 

Hannah Arendt (filósofa alemana de origen judío) le responde en 1961 (Entre el pasado y el futuro) que somos plurales. Nuestra pluralidad es condición de ser personas.

  1. Los seres humanos convivimos organizados políticamente para ser libres.
  2. La vida humana no es privada sino plural, un mundo compartido en presencia de otras personas.
  3. La diversidad exige de capa persona convivir con seres singulares e iguales
  4. A cada nacimiento, viene al mundo un ser libre, llamado a comenzar algo singular e imprevisible: hace un reset que afecta las relaciones humanas ya existentes
  5. La convivencia humana crea el mundo, mediante la acción y la palabra. El lenguaje es el mediador universal, un segundo nacimiento de la persona, que actúa de acuerdo con esta su capacidad de comunicar, por su propia iniciativa.
  6. Aquella libertad íntima e individual, por la que el hombre es libre o se libera mediante su pensamiento escogiendo el bien en lugar del mal, es pre-política.

La libertad de conciencia vendría a ser un requisito previo de la Libertad, como su profeta... pero no el Mesías.

  

   Occidente (donde el Sol se pone), siglo XX d.C. El liberalismo político insiste en el vicio solitario... mientras dé placer.

Llibertad es seguridad individual, y se garantiza mediante una acción política de mínimas molestias: el derecho al voto cada 4 años.

Libertad para ocuparse del bolsillo privado, desentendiéndose del bien común.

 

Para Arendt, que ha vivido en propia carne los totalitarismos, la libertad surge en la vida pública, donde las personas superan los intereses particulares y las necesidades naturales

 

1. El liberalismo confunde libertad con liberación: hay que estar liberado para ejercer la libertad.

  1. Sin embargo, sólo se es libre cuando se actúa.
  2. La vida privada es libertad pre-política porque se ocupa sólo de su conservación. La libertad política no está sujeta a la necesidad de trabajar ni a la utilidad de su producto.

  

Porque... ¿Es libre el self-made-man repartiendo...

pues eso, repartiendo codazos y algún que otro machetazo a diestro y siniestro / a tort i a dret?

 

¡Ojo, que el ogro se está despertando / liberando!

 

Claro que sí, pero tendrá más igualdad de oportunidades si puede montar una organización que trabaje a su servicio: directamente mafiosa o sólo poco escrupulosa con el bien ajeno.

Tomemos como ejemplo a Sheldon Adelson, recordado en España por sus fabulosos proyectos de inversión. Su entrada en wikipedia no le hace justicia como emprendedor, porque olvida que para hacerlos rentables exigía, entre otras piruetas, el monopolio del juego en la Zona...

(¿Catalunya, Comunidad de Madrid, España?... Nunca lo sabremos, gracias a Dios)

Pero así labró su fortuna, ¡con la reja de un arado, seguro!

 

Jean-Daniel Rainhorn, médico especialista en salud internacional, nos lo recuerda al denunciar el tráfico legal de órganos de seres humanos:

El dinero que se paga legalmente por un órgano no quita el hecho de que una parte de la humanidad está usando a la otra parte como un objeto, un servicio, una subespecie.

He aquí el auténtico riesgo a evitar, amigo Platón: el uso indebido / abuso de la pluralidad a plena luz del día y a cara descubierta.

 

2. el Estado del bienestar y la democracia representativa convierten la acción política en administración de necesidades, y el espacio público en mercado.

      Ahora que los brexits / déficits de Europa manifiestan nuestras carencias (xenofobia, incapacidad para el asilo humanitario...) recordemos las recetas de sus Tratados fundacionales: libertad de circulación de mercancías y de capitales.        La de personas, sólo si llevan dinero para pagar el viaje de vuelta.

Pero más elocuente es la Libertad como Igualdad de oportunidades, como vimos. Es la idea-fuerza más cotizada en las bolsas del planeta Tierra.

  1. Lo que está en juego en la acción política es el mundo, la casa común, no la supervivencia individual. Actuar es iniciar algo, tomar iniciativas e imprimirles movimiento.
  2. La acción política requiere la presencia de personas capaces de ver, oír, hablar y participar en la realización de intereses comunes, de las cosas que comparten. Y capaces de valor para abandonar la vida privada y moverse entre iguales y libres.

 

 o O o

 

- ¡Pero, oiga! ¿Qué tiene que ver la filosofía con nosotros?

  Elemental, lector amigo. La filosofía reflexiona sobre el espacio público, en este caso.

  En el espacio público se desarrolla nuestra vida humana, que los republicanos deseamos más libre que grande.

  Los de corazón republicano somos esa subespecie dispuesta a defender la justicia y la dignidad frente a un agresor humano (pura redundancia: si no fuera humano el agresor, no atacaría cosas que sólo son humanas para otro humano. Las naturaleza no es injusta ni indigna, sino fuente de inspiración para espíritus sensibles, desde las florecillas de san Francisco de Asís a El sol del membrillo de Victor Erice, pasando por tantas personas naturalistas y sabias)

 Por eso, dejad que os pregunte. Cuando nos "saludamos" ¿nos estamos deseando "salud" o midiendo de reojo nuestra republicanidad?... Somos hermanos, sí, pero ¿un poco cainitas? 

 Ahora que los Comunes / Comuns catalanes parecen haber entrado en su laberinto (como el general de García Márquez), quienes nos sentimos republicanos (y por eso nos gusta tanto saludar) haremos bien en atraerlos / arrastrarnos juntos al terreno de la definición, con una buena guía para hacer camino.

Cansan las rutas que cambian de hoja para no comenzar. Tengo para mí que el camino se inicia, no se emprende, y que cuestiones de forma y de fondo son parte del camino, son cuestiones del método:

Nos ponemos puñeteros y puntillosos porque el diablo está en los detalles... pero nos ponemos de acuerdo si Dios anda entre los pucheros... 

 Creo que el camino es el referendum vinculante. Si para hacerlo hemos de romper alguna cáscara de huevo constitucional (¿otra subespecie? Sólo espero que no se reproduzca por huevos), la tortilla vale la pena. No soy rebelde por naturaleza, sino a la manera de Jeanette, rebelde porque el procés me ha hecho así, en concreto la falta de movimiento combinado en España.

  En el Congreso de Suresnes (1974), el PSOE renovado se encomendó a la Santa Compaña de la Autodeterminación para su puesta de largo: necesitaba reventar un traje de segunda infancia que le venía estrecho. No habló de referendum alguno porque bastaría con escoger su papeleta en unas futuras elecciones democráticas en España para superar el escollo que separaba a los pueblos de España de su voluntad federal de ser. Fue un episodio febril de la edad del crecimiento. No hay que tenérselo en cuenta, sobre todo porque es inútil recordarlo.

  Hoy, no sólo la CUP defiende un referéndum (también Esquerra dice ahora moverse en esta dirección, alejándose de la hoja de ruta de Junts pel Sí), pero sí es la única que lo propone como forma de desobediencia previa y necesaria para ampliar la base social del proyecto independentista,

previa a otras decisiones difícilmente reversibles, ilustradas y despóticas --para el pueblo pero sin el pueblo-- como la construcción de estructuras de estado o la Constitución catalana (¡¿ya redactada?!)

Es un proyecto unilateral porque no puede ser compartido con la inexistente federación de los pueblos de España

  En sus inicios, que es tanto como decir en las elecciones plebiscitarias catalanas del 27-S, también Catalunya Sí Que es Pot contemplaba un referéndum previo (aunque pactado con el nuevo Gobierno español salido de las urnas) Así fue mientras las aguas discurrían por territorio catalán, antes de mezclarse con las aguas mesetarias y empantanarse en el Salón de los Pasos Perdidos donde todos toman el mismo café rancio y las van viendo venir. Más que pactado, fue el referéndum ni concebido ni nato.

 

  El mensaje cupaire ("Enfilem-nos") me parece acertado por escoger el camino recto...

 desconectar / desabrocharse el cinturón para decidir luego el camino puestos en pie, desobedeciendo la consigna de cabina que nos quiere sentados para siempre

 ...y sugestiva la decisión de subirse a un lugar elevado gateando con pies y manos porque la perspectiva merece la pena. Quimi Portet se lo propone a la novia

 

Montserrat, Montserrat, enfilem-nos al teulat
i provem si el vi de l'any ha sortit bo.

 

  Y Lluís Llach nos lo propone a todos los lugareños del petit país para ver ponerse el sol, el campanario vecino o llevarlo en el corazón. Quiero pensar que subirse al campanario de la iglesia del pueblo es una opción libre y no impuesta por algún león rampando en el escudo de armas de un país sin leones... ¡pero con muchas ínfulas!

 

  Porque en su particular trastorno bipolar (el seny i la rauxa / el sentido común y el arrebato) la sociedad catalana ha dado pruebas de lucidez. Lo diré en varias lenguas

M’exalta el nou i m’enamora el vell” (J.V. Foix, 1947)

Cerchiamo la normalità e ci innamoriamo della follia” (un meme de internet cargado de sentido mediterráneo)

O sea, queremos ser cuerdos, pero nos va la marcha.

Recordando al filósofo alemán Peter Sloterdijk, para el periodista catalán Enric Juliana "la nación es un estrés voluntariamente compartido"

 Y de regreso a la tortilla: ¿cómo será? ¿a la española?, ¿a la francesa?...

Me gustan la patata y la cebolla, el calabacín y el perejil, la alcachofa y toda clase de hortalizas. Sin caer en el exceso, creo que la tortilla catalana ha de ser de verduras:

  • ecologista (para hacer sostenible este invento de mundo, la casa común), y
  • feminista (para dar la palabra y la acción a quienes, representando la mitad de la población del planeta, están a nuestro lado pero mantienen inéditas sus propuestas y soluciones, cuando más falta nos hacen ante el alto riesgo de colapso del sistema)

 Otras ideologías transformadoras complementarias me parecen ahora simples combinaciones de estas dos para acercanos a la justicia y a la dignidad. A la Utopía, de Eduardo Galeano.

No hay membrillo sin sol, ni mirada sin luz

El procés de la oca: de consulta a plebiscito y referendo, y tiro porque me toca

El procés de la oca: de consulta a plebiscito y referendo, y tiro porque me toca - Plurales y lliur.es

 Viñeta de Marcos Severi, publicada en su web www.mseveri.com

 

  El juego comienza en la casilla de salida. Cada jugador puede alejar el origen tanto como desee (hasta el 1714, y más atrás…) y poner también la meta tan lejos como quiera, pero gana quien combine sus movimientos con los del mayor número de jugadores para llegar juntos a casa (cada quien prefiere la suya, pero al acabar el juego se la comparte con todo dios)

  Yo prefiero instalar el campamento base a prudente distancia, porque…

... Si un pacto político entre el presidente Adolfo Suárez y el president Josep Tarradellas restauró la legitimidad republicana en 1977, como nos recuerda el periodista Enric Juliana

 "El asombroso injerto de la Generalitat republicana en el orden democrático preconstitucional fue el reconocimiento implícito de la nación catalana. La monarquía parlamentaria reconocía Catalunya y Catalunya ayudaba a legitimar la monarquía parlamentaria"

 ...finalmente, la presión de los militares y la acción terrorista de ETA impidió constitucionalizar el término nación y, en su lugar, el de nacionalidades vino a sugerir singularidades vagas que la rivalidad por el "café para todos" acabó terraplenando.

Se impuso la lógica de "lo que es bueno para uno, ha de ser bueno para los demás"... salvo que haya alguna buena razón para distinguir entre nacionalidad y región. Seamos serios: ¿quién en España se ha sentido Nación? Los españoles, sin saber bien para qué (algunos claramente para dominar) patrimonializaron la Patria... hasta volverla inhabitable. Sólo es Nación la tierra de catalanes y vascos. No se entiende porque no se quiere entender, mientras al Reyno de Navarra se le respetan (constitucionalmente) los fueros sólo porque en 1936 optó por el bando correcto.

 

 …Si el estado de desafección nace en 2007 con el “maltrato inversor” del Estado a Catalunya en la primera legislatura de Zapatero, alcanza la edad de uso de razón como problema político con la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut catalán del 2006. Mientras tanto, el patriotismo constitucional del PP le va marcando el paso a un gobierno del PSOE acomplejado por el descaro de las huestes de la derecha (que nada tenían que pactar porque nada tenían que perder)

  Sin preverlas, el president José Montilla predijo las movilizaciones ciudadanas de indignados en las plazas del 15-M (del 2011). Y vio venir las manifestaciones masivas de la Diada, aunque le correspondió anunciarlas a la parte de la sociedad civil representada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC, 2012-…), nacida de la frustración por el rechazo en dos ocasiones (2009) de ERC y CiU a votar en el Parlament una iniciativa legislativa popular para celebrar un referéndum.

 La ciudadanía catalana se sacude el miedo y pierde la inocencia con la consulta del 9-N (ya estamos en el 2014), porque no hay que pedir permiso a nadie para votar sobre la independencia.

 La mayoría de edad llegará con el temido / deseado referéndum, que sólo podrá ser unilateral porque no hay interlocutor con quién pactarlo (pues continúa la lógica perversa de cuanto peor, mejor). Para Liz Castro –la candidata más votada en las elecciones a la secretaría de la ANC—, con el referéndum se acaba la partida, y todos los catalanes estaremos abocados a participar como única forma de mantener la unión o de conseguir la independencia.

 Vamos de la desafección consumada al riesgo de desconexión, que a unos angustia y a otros excita con su próxima venida.

 

  Aún a riesgo de pasar por “guerracivilista, opino que la guerra que acabó con la II República y con tantas personas, aún no ha terminado con algunas cosas. Porque…

 …si la guerra es continuación de la política por otros medios, la política democrática debiera ser el medio preferente de ganar la paz, frente al secretismo y la corrupción (de un tiempo pretérito imperfecto) que sólo son esos otros medios para continuar la guerra oculta contra los-que-quieren-romper-España.

 “cautivo y desarmado”, al separatismo se le vence con golpes bajos, ciegos, mudos y sordos.

 Ésta es la actitud, y la consigna.

 [VOZ EN OFF: …Pero a ver si con la tontería nos sale un hijo tonto!...]

 Éste es el riesgo, con perdón del hijo (sólo es un sabio dicho popular anterior a la corrección política)

 [OTRA VOZ EN OFF: ...Tranquilos, está todo atado y bien atado... porque mucho español tiene seres humanos, y si el vecino quiere que sea el alcalde pues somos sentimientos de que ETA es una gran nación... [Continuará]

 … si la corrupción del espionaje y el engaño se impone sobre la cultura del pacto, sólo queda la decisión de uno consigo mismo: la del espiado y engañado, que acostumbran a ser el mismo sujeto.

...Y si este sujeto se siente comprometido con la pregunta y vinculado por la respuesta, habrá de participar en un referéndum unilateral y vinculante, aunque sólo sea para decir que prefiere seguir jugando la misma partida… como tiene por costumbre.

  

Present, passat, futur...
i un mateix punt de mira.
Veig el blat més tendre que madur,
veig qui mana segur.
El món no avança: gira.

[de "Bon vent i bona barca", de Ovidi Montllor (1979)]

 

Muchas cosas han pasado desde el último párrafo, tantas que la consulta ilegal pero consentida del 9-N (del 2014) ha parido un embarazoso referéndum ilegal y abortable por tierra mar y aire el 1-O (del 2017), y que con el parto han cambiado el paisaje y el paisanaje de forma irreversible. Porque un hijo te cambia la vida.

Decorados tristes, de dibujos animados que en lugar de negros quedan teñidos de rojo y vergüenza ajena (¿el color de la gualda?) cuando les explota encima las barras de dinamita que se lanzan. Mi cariño es para los atropellados de este domingo, que han estrenado dolor y compartido indignación después de años saliendo cívica y ejemplarmente a la calle (aunque el mensaje no gustara a todos los públicos).

 

La primera Declaración Unilateral de Independencia